10/8/17

La Tigresa y el Acróbata

Nuestros padres nos educan con la intención de hacernos ser personas de provecho. Esperan que estudiemos, encontremos un trabajo y formemos una familia, a poder ser, en el mismo pueblo o ciudad, en el mismo reino en el que ellos crecieron.
De vez en cuando, un hijo no está conforme con eso que se espera de él, no le interesa heredar el reino; quiere salir y ver qué otras cosas hay más allá de la zona de confort, de los límites del reino.



La búsqueda de lo desconocido que espera ser descubierto no es un camino fácil, incluso puede resultar frustrante porque no tiene por qué ser lo que soñamos o esperamos. El camino nos va enseñando a base de dolor, sufrimiento y alguna que otra situación más o menos satisfactoria o agradable.
No siempre llegamos al lugar en el que pensamos encontraremos la respuesta.
No siempre hay respuesta.
Lo que sí todos vamos a encontrar, tanto aquellos que eligieron la vida conocida y cómoda en el reino, como aquellos otros que se hicieron preguntas y fueron en busca de respuestas, todos, absolutamente todos, tenemos que enfrentarnos a una misma cosa, la que nos une como seres vivos: la muerte.
Cómo lleguemos y lo que hayamos hecho, nos permitirá afrontarla mejor o peor, en paz, en lucha, con aceptación, o con rabia.
Vivamos lo que vivamos, todo, poco, o nada, en el momento de estar cara a cara con la respuesta final a la gran pregunta, seguro que pensaremos que no lo hemos hecho todo, o que no lo hemos hecho bien, o de la forma correcta, o como otros esperaban.
Triste.
Me siento triste por la historia, porque me quedó la sensación de que da igual lo que haga, por lo que luche, si al final voy a responder ante la misma muerte que aquellos que no se hicieron preguntas y vivieron una vida tranquila y sin preocupaciones en su reino.

De todas formas, nunca me he conformado con lo establecido. Siempre he sido de hacerme preguntas, de buscar respuestas, al igual que la Tigresa. Si está en mi naturaleza ser así, lo seré hasta el último día. Me gusta. Lo disfruto. Al menos, no tendré que reprocharme a mi misma no haberlo intentado.

La propia autora en una entrevista (ver aquí) nos advierte de lo que vamos a encontrar en La Tigresa y el Acróbata: "La identidad, la búsqueda de uno mismo, el camino a seguir, el sentido de la existencia, la muerte y el misterio que se oculta detrás".

La Tigresa y el Hombre:
¿Y yo?
¿Qué pasa contigo?
¿Por qué no soy capaz de vivir como los demás tigres?
Tampoco yo soy capaz de vivir como los demás hombres.
¿Por qué?
A veces pasa: nace alguien que no quiere recorrer el camino que otros trazaron para él.

Título: La Tigresa y el Acróbata
Autora: Susanna Tamaro

Traducción del Italiano: Julia Osuna Aguilar
Imágenes del interior: Nirvana Jiménez
Editorial: Seix Barral (2017)
Páginas: 219

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.¡Miaumuac!~.~)=

Template by:

Free Blog Templates