3/11/11

Gatos en un piso, sanos y felices de Katrin Behrend

Cuando una humana va a tener un hijo, acostumbra a comprar libros y revistas con todo tipo de consejos para el cuidado de ambos, antes y después del parto.
En la antigüedad, la experiencia de la maternidad se aprendía de otras mujeres y se dejaba mucho al instinto.
gatos-piso-sanos-felices


Con las mascotas seguimos esa vieja costumbre, la del instinto. Pensamos que como seres inteligentes, somos capaces de saber todo lo que hay que hacer para cuidar y educar a nuestros gato, y no es así.
Suponemos que con satisfacer sus necesidades básicas: alimento, visitas al veterinario y enseñarles a utilizar el cajón de la arena ya está todo hecho.
Pero necesitan más. Debemos enseñarles a respetar los muebles, las cortinas que tanto les gustan, a no mordernos, a jugar, a convivir con nosotros y con quienes nos visitan, etc. Nos dicen que los gatos aprenden sólo durante sus primeros 3 meses de vida. No lo creo, al menos no con Rassel y supongo que con otros muchos. Humanos y animales tienen diferentes capacidades para el aprendizaje y debemos ser conscientes de ello: un gato no es un peluche, es un ser vivo.
Estos últimos meses he descubierto muchos libros que nos pueden ayudar a conocer mejor a estos pequeños salvajes que nunca serán totalmente domésticos.

“Gatos en un piso, sanos y felices” de Katrin Behrend me ha gustado por su sencillez. Toca todos los puntos necesarios para una convivencia placentera entre humano y felino.
Si tu gato es aún joven, te contará cómo ir avanzando en su cuidado y aprendizaje según va madurando.
Si es adulto, verás qué posibles fallos u omisiones has cometido y, dependiendo del intelecto de tu gato, podrás subsanarlos.
La premisa de este manual es: adaptación del gato paso a paso en un espacio cerrado y el entrenamiento y juegos para una convivencia feliz.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.¡Miaumuac!~.~)=

Template by:

Free Blog Templates