10/2/18

El paraíso de los gatos, Émile Zola

Émile Zola nos muestra con este cuento titulado El paraíso de los gatos, que ansiamos lo que no tenemos y que no siempre es lo nuevo y diferente, ni tan bueno, ni tan divertido, ni tan emocionante.
Se dice que "Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer", y tal vez sea cierto, en la mayoría de las ocasiones.

paraiso-gatos-emile-zola

Vivimos bien, pensamos que otros viven mejor. Luego volvemos, aceptando, reconociendo que estamos bien como estamos, con lo que tenemos. Y así, lo mejor será empezar a apreciarlo.
Nuestro gato protagonista cuenta en primera persona su aventura.
Vivía bien siendo gato casero; pero pensaba que, fuera de sus cuatro paredes, la vida sería más divertida y, desde luego, menos monótona. Cuando consigue escapar descubre la realidad de los gatos callejeros, la lucha por la supervivencia, por buscar qué comer cada día, pasando frío y soportando la lluvia. Un día fue suficiente para darse cuenta de lo afortunado que era por tener un hogar humano, con su rincón calentito y el comedero lleno sin tener que sufrir para encontrar alimento.
En realidad, no se trata de acomodarse, sino de apreciar lo que tenemos y cuidarlo.
¿Vale la pena salir en busca de aventuras y nuevos ideales? Pues, sí; pero sin despreciar lo que nos rodea y permite vivir plácidamente.
¿Conformismo o seguridad? En mi caso, seguridad.
Tener claro qué tiene más valor: la rutina de la comodidad, con el bienestar asegurado, o la intriga por lo desconocido que puede ser maravilloso.

El paraíso de los gatos, de Émile Zola, con ilustraciones de Ana Juan, está incluido en:
El paraíso de los gatos y otros cuentos gatunos
Editorial: Nórdica Libros
2012
Traducción: Íñigo Jáuregui

30/1/18

Supergato

Como en toda película y cómic de superhéroes, en Supergato encontramos los personajes típicos que les rodean: la chica guapa, el amigo joven, inocente y atrevido, los malos, y la doble vida del protagonista.

Paul Fournel intenta introducir a los peques en el mundo fantástico de los personajes con poderes para salvar el mundo o, como en este caso, a una pequeña comunidad gatuna. Deja ver que un superhéroe no siempre está dispuesto a realizar grandes batallas, aunque al final se alegra de haber hecho lo correcto y conseguir que los malos no ganen y los buenos puedan vivir tranquilos bajo su protección. El auténtico superhéroe no se regodea ni quiere ser famoso, le vale con saber que los demás agradecen su valentía y todo lo que ha hecho por ellos sin pedir nada a cambio.

supergato

En esta historia los malos, 3 gatos liderados por Gatomalo, se dedican a secuestrar a los gatos del barrio (no te diré para qué, te dejo que lo descubras en las últimas páginas) durante la noche.
Gatojefe se reúne con todos los gatos del barrio para alertarles del peligro e intentar encontrar la forma de descubrir quiénes son los secuestradores.
Michín, el amigo joven, propone crear una patrulla gatuna para vigilar las calles, pero ningún otro gato se apunta y lo hace él solo, con los riesgos que ello conlleva.
Inesperadamente, Gatamerlina aparece y elige a Rechonchón para ser el Superhéroe Supergato que va descubrir y vencer a los malos.
Rechonchón no quiere asumir esa responsabilidad pues lleva una vida muy tranquila y no le apetece vivir aventuras. Pero Gatamerlina le deja claro que no tiene elección: tiene que ponerse el traje y punto.
Rechonchón, muy a su pesar, apretándose el cinturón alrededor de su barrigota, resuelve el enigma y vence a los malos sin que ninguno de sus amigos gatunos le descubra.
Nos quedamos con las ganas de saber si Monina será en el futuro la novia de Michín o seguirá enamorada para siempre de Supergato.




Titulo: Supergato
Autor: Paul Fournel
1990
Editorial: Ediciones SM (El barco de vapor)
Traducción: Paz Barroso
Ilustraciones: Ana López Escrivá
Páginas: 95
Recomendado a partir de 7 años
Ha resultado ser una lectura muy entretenida, incluso para un adulto.

20/1/18

Tulinet, las siete vidas del gato

Tulinet es un personaje al que en casa llamamos "Harry Potter", ese estereotipo que ya existía antes, pero que fue a partir de esta saga que al otro humano y a mí, cada vez que vemos uno así, nos recuerda a Harry. Por lo general tienen cualidades especiales, poca confianza en sí mismos, y solo son capaces de seguir adelante en cualquier tipo de lucha que emprenden gracias a sus fieles e incondicionales amigos.

Me ha encantado la historia, el trasfondo, los personajes, todo; así que tengas la edad que tengas, te lo recomiendo.

Tulinet y su hermano Andrés viven en un mundo fantástico en el que animales y humanos conviven en una misma ciudad y hablan el mismo idioma, de igual a igual. Se hacen mayores y tienen que independizarse, vivir su vida, como todo gato adulto.
Mientras su hermano tiene claro que quiere ser rico y vivir rodeado de lujo y comodidades, a Tulinet le gustaría ser cantante.
Tulinet tiene una extraordinaria voz, pero no cree ser lo suficientemente bueno como para triunfar y, además, no tiene dinero ni amistades que puedan impulsar su carrera. Así, entran en escena el perro Reinaldo y Doña Flora.


tulinet-siete-vidas-gato

Fracasa en varias ocasiones, no con el público, que le escucha y responde entusiasmado, sino con la posibilidad de encontrar un trabajo que le permita vivir dignamente.
Con cada fracaso, o lo que más bien él considera fracaso, muere y viaja a ¿un cielo de los gatos?, un lugar donde todo es maravilloso y del que no quiere irse. Pero, tras un tiempo allí, aparece Francisco quien le envía a la Tierra de nuevo porque ese "no era su momento" y debe seguir luchando para hacer realidad su sueño.
¿Conseguirá Tulinet hacerse un nombre en el mundo de la música?

Título: Tulinet, las siete vidas del gato
1991
Autor: Ricardo Alcántara
Ilustrador: Mari Fé Quesada
Editorial: Edelvives (1998)
Páginas: 133
Recomendado a partir de 8 años

10/1/18

Los Cinco. Tim persigue a un gato

Los libros de Los Cinco de Enid Blyton deleitaron a una generación que ahora, si los han coleccionado y guardado, podrán dejarlos leer, pues quien no tiene hijos, tiene sobrinos.
Yo los conocía de verlos en casa de alguna de mis primas más pequeñas, pero no llegué a interesarme por ninguno. Los que sí leí en mi adolescencia fueron los de la otra colección titulada Los Siete Secretos. Así que cuando descubrí "Tim persigue a un gato", estaba claro que sería una de mis lecturas para el blog.

Lo primero que hago en el caso de libros de peques y adolescentes, es mirar si los puedo conseguir en alguna de las bibliotecas públicas de mi ciudad. Lo encontré, aunque un poco deteriorado, no sé si por mal uso o por mala enmaquetación.

Para quienes como yo no conocéis a los Cinco, os diré que la pandilla está formada por 3 hermanos (Julián, Dick y Ana), su prima Georgina, más conocida por Jorge, y su perro Tim.
Las historias se desarrollan en la época de vacaciones de verano y Navidad, que es cuando los hermanos vienen a casa de Jorge que vive en un pueblo llamado Kirrim, por lo que los escenarios suelen ser en casa, en el pueblo y alrededores.

Estamos en enero, y hace un frío glacial. Tim necesita dar un paseo y, además, vienen dos amigos del padre de Jorge a casa, por lo que su madre no quiere que los niños les molesten, así que les invita a ir al cine en Beckton, y... ¡empieza la aventura! 

los-cinco-tim-persigue-gato

Deciden ir dando un paseo. Por el camino, Tim descubre a un gato negro llamado Sooty, se escapa y le persigue. Para recuperarle tienen que entrar en una finca conocida como el caserón de Tarleys Mount. No es su intención molestar a los propietarios, pero parece que no hay nadie en la casa y así se lo confirma la señora que viene a darle de comer al gato. 
Sin embargo, Ana escucha hablar a alguien y alerta a los demás. Todos lo pueden oír. No le dan demasiada importancia y se van al cine.
Pero, al salir, descubren que Tim ha perdido su placa identificativa y vuelven a la finca para buscarla. Entran y la encuentran bajo el árbol al que Sooty se subió para escarpar de Tim. Las voces siguen oyéndose y descubren que proceden de una radio que suena a todo volumen en una de las habitaciones de la casa. ¿La han dejado encendida al irse o hay alguien en la habitación?
Si perseguir gatos sirve para salvar la vida de alguien, me parece estupendo. ¡Bien hecho, Tim!
Los libros de esta colección están recomendados para lectores a partir de 7 años, con letra grande y bonitas ilustraciones que serán una buena manera de conocer a Los Cinco y, más tarde, leer los otros con texto.

Título: Los Cinco. Tim persigue a un gato
Autora: Enid Blyton
Ilustraciones: Jamie Littler
Editorial Juventud
(2015)
Traducción: Susana Tornero
Páginas: 78

Este es uno de los que se incluyen bajo la colección Historias cortas de los Cinco:
Aventura otoñal
Jorge quiere cortarse el pelo
Tim resuelve un caso
Una tarde perezosa
¡Bien por los Cinco!
Los Cinco y el gran enigma
La Navidad de los Cinco
Tim persigue a un gato

5/1/18

Lecturas gatunas para 2018

He dedicado la mañana del primer día del año a programar las lecturas gatunas para 2018. Podrías pensar que es aburrido, ¡Todo lo contrario!
Ha sido un momento muy emocionante ver juntos los libros de gatos que voy a disfrutar leyendo a lo largo de este año que comienza.
Te adelanto que habrá de todo, novelas, cuentos, relatos, poemas, cosas, y para todas las edades; además de libros en Inglés que no han sido traducidos a nuestro idioma.
Como novedad, ya que algunos no los puedo conseguir en papel, comenzaré a leer en Kindle. No soy nada aficionada a los libros electrónicos, pero no me queda más remedio si quiero conocer algunos que, o bien están descatalogados, o solo se consiguen en este formato.

lecturas-gatunas-2018

También he valorado la actividad en las redes sociales a las que he dedicado mucho tiempo en 2017, y he decidido realizar algunos cambios.

Así, voy a publicar menos en Instagram pues he comprobado que no da entradas al blog. Pensaba que era Google que no las tenía en cuenta; sin embargo, con la publicación "Gatos que hacen de la casa, un hogar" y gracias a Carmen, una de las protagonistas, que lo compartió en su Ig, recibimos un montón de visitas. Me quedó claro que, de verdad, pocos entran a leer desde esa red social en la que, desde siempre, lo importante son las imágenes.

Respecto a Facebook, que ha resultado ser desastrosa, dejo de publicar a finales de enero, y comenzaré a compartir los libros de gatos junto con los que yo llamo "humanos" en este Facebook al que he puesto el título de  "Palabras con olor a coco".

En  Twitter tenemos un poco más actividad (aunque nula repercusión, sí se ve que entran a leernos) ya que he unido las cosas gatunas con las humanas. Podrás descubrir el blog de Etel en el que hay libros humanos, alguna que otra receta de dieta mediterránea, relatos, y más cosas que irán surgiendo relacionadas con un estilo de vida "minimal" y "slow".

También tenemos presencia en Google+, con una "colección" para las publicaciones propias y otra para libros en Inglés que he leído o quiero leer en el futuro, así como recomendaciones para que los peques practiquen el idioma.

Esta optimización del tiempo me permitirá dedicarme a escribir más relajada, a centrarme en el blog y, por supuesto, a leer.

Ya ves que vamos a tener un año muy animado.
Me hace mucha ilusión seguir con este proyecto de lecturas gatunas. Espero que tú también disfrutes.

¡Gracias por pasarte por aquí! ¡Nos seguimos leyendo!
¡Miaumuac!

30/12/17

Navidad gatuna ilustrada

Un año más va llegando a su fin.
Estos últimos meses hemos trabajado mucho intentando descubrir nuevos libros con gatos para todas las edades y compartiendo en las redes sociales; pero (siempre hay un pero) están cansadas de tanta información y no nos han ayudado todo lo que esperábamos a promocionar el blog.
Sin embargo, estamos decididas a continuar con nuestras peripecias literarias, al menos durante 2018, porque no te imaginas la cantidad de libros que tenemos en casa para leer y en las bibliotecas de Gijón para pedir prestados, además de ideas gatunas, poemas, relatos, y muchas más cosas que van llenando una larga lista.
En cuanto a 2019, ya veremos qué nos depara.
Si quieres saber de nuestro trabajo, tienes todos los enlaces ahí, a la izquierda de la pantalla. Excepto las publicaciones del blog, que esas sí que las compartimos en todas las redes sociales, no verás lo mismo, ya que cada una de ellas tiene sus características particulares.

¡Vamos con las láminas navideñas llenas de gatos adorables!

Al final podrás ver los enlaces a los autores. No dejes de visitarlos porque tienen muchas más para ofreceros y divertiros.

navidad-gatuna-ilustrada














¡Feliz Navidad!
Merry Christmas!
Frohe Weihmachten!
Buon Natale!
Feliz Natal!

(Las ilustraciones son de: Gary Patterson, Ryan Conners, Pattesdevelours, Irina Garmashova)

Nota: Como en otras ocasiones, aclaramos que no hay interés comercial en esta entrada, sino informativo. Si alguno de los autores no quiere que compartamos su obra, solo tiene que decirlo y las retiraremos.

20/12/17

¡Rassel te desea unas Felices Fiestas!

Porque no quiero perder la costumbre de enviar felicitaciones en Navidad escritas a mano con palabras que salen de mi corazón; comprar un sello, llevarlas a la Oficina de Correos para que el cartero de tu ciudad te la lleve a casa; que sea como un cálido regalo en estas fiestas tan emotivas y no una imagen fría en una pantalla.

Casi todos los años, por estas fechas, compro, y también me envían, felicitaciones de Navidad con imágenes de gatitos. Las guardo con mucho cariño en una caja dedicada exclusivamente a ellas.
Este año me di cuenta de que en ese lugar oscuro nadie las disfruta. Ahora ya no es el momento de rescatarlas; tal vez el próximo año, un día cualquiera, les haga una foto y las comparta aquí. 
Por esa razón he decidido enseñártelas. Tal y como he dicho en otras ocasiones, quiero darles un poco de vida a las cosas inanimadas que compro y que me regalan.

Esta es una postal grande que venía dentro de una caja con otras 5 que puedes ver en Instagram. Son de Hallmark y se hicieron en colaboración con la Cruz Roja, por lo que tienen un destino solidario de apoyo a diversos programas de acción social. Son justo el número que necesito para enviar por correo. La del gatito me la enviaré a mí misma porque por nada del mundo quiero desprenderme de ella, incluso creo que será un adorno de Navidad los próximos años.

¿Ves los bigotes de Rassel? ¡No puede evitar cotillear en todas las sesiones fotográficas!

feliz-navidad-rassel

Estas son pequeñas, muy adecuadas para adjuntar con los regalos de estas fiestas y poner una dedicatoria a quien los reciba. Son de Hallmark.


La postal con toque shabby, me la ha enviado mi amiga gatuna Lídia, de Cafés en solitario. ¡¿Verdad que es preciosa?! Es un diseño de Ingelook, Finlandia.


¡Feliz Navidad! ¡Felices Fiestas!

Espero que alguna de las cosas que todos ponemos en nuestra particular lista, se cumpla. Al menos, cada uno de nosotros seguro que hará lo posible porque así sea. Recuerda anotar también algo especial para tus peluditos pues, seguro, se lo merecen.

Un fuerte ¡Miaumuac! gatuno y humano.


Nota: En esta publicación no hay publicidad. Los enlaces son meramente informativos.

10/12/17

Cómo jugar a las cartas Cat Lady

Old Maid es una forma de jugar a las cartas que consiste en ir formando parejas hasta terminarlas todas. El jugador que se quede con la carta especial es el que gana o pierde, dependiendo de las costumbres del país en el que se juega y del juego en sí.
Si la carta especial te hace ganar, hay una opción, de ahí lo de Old Maid, y es esconder la carta al principio del juego procurando que nadie te vea, claro, para asegurar tu triunfo.

Sabiendo esto, voy a explicarte cómo se juega con las Cat Lady, según las instrucciones que incluye:

como-jugar-cartas-cat-lady

El jugador que tenga la carta Cat Lady después de haberse formado todas las parejas de gatos, será el que gane.

Primero.- Baraja las cartas y repártelas todas entre los jugadores, no importa si alguno de ellos tiene más o menos, por eso no hay número establecido de participantes. (Entre 2 y 6 estaría bien)
Segundo.- A continuación, cada jugador pone a su lado, boca arriba sobre la mesa, todas las parejas que tenga en el mazo.

Tercero.- Después de esto, los jugadores colocarán el resto de sus cartas en forma de abanico, procurando que ningún otro las pueda ver.
Cuarto.- El primer jugador ofrece al siguiente por la izquierda su mazo para que escoja una carta sin verla. Si tiene la pareja de esta carta, la pone sobre su mazo de parejas que está en la mesa; si no la tiene, se queda con la carta; entonces ofrece su mazo al siguiente jugador.
Quinto.- El juego finaliza cuando todas las parejas de gatos estén sobre la mesa y uno de los jugadores tenga la carta especial Cat Lady.

Las 52 cartas, más las instrucciones en Inglés, vienen en una preciosa caja metálica cubierta por una funda de cartón que no debes romper ya que está fijada con un poco de silicona que se despega fácilmente.


Mira abajo a la derecha, ¿lo ves?



Ahora te cuento cómo las descubrí.
En Instagram sigo a Megan Kynn Kott desde hace un par de meses porque me gustan mucho sus ilustraciones, especialmente las de los gatos. Cuando vi las cartas no lo dudé ni un minuto y las pedí. Quería que fueran mi regalo para el día de Reyes, pero no me aguanté: ¡Las abrí hace un par de semanas!
Si me he animado a escribir esta entrada es porque quizás a ti también te gusten para regalártelas o para regalar a alguna amiga enamorada de los gatos.

¿Edad? ¡Cualquier edad es la correcta para jugar con las cartas Cat Lady!

  
(No estoy haciendo publicidad; solo te informo de su existencia)

Espero que te gusten y si te animas a comprarlas, disfruta mucho de esos momentos con familia o amigas.
¡Miaumuac!

30/11/17

Gatos que hacen de la casa, un hogar

Construir una casa es relativamente fácil. Que la casa sea un hogar se consigue con el tiempo y no solo con bonitos muebles: se necesita calor humano y, al menos, un gato.

A mi humana se le ha ocurrido escribir sobre ello, como un descanso de tanto libro gatuno. ¡Qué tontería! Ha leído revistas y ha escrito, ha investigado y buscado... Bueno, sí, algo diferente sí que es y se ha divertido mucho. Lo sé porque la acompañé (ella decía que no la dejaba escribir) en los momentos en los que yo no dormía. Me subía a la mesa, poniendo mis patitas sobre algo en lo que ella no dejaba de  mover los dedos y con los que yo me empeñaba en jugar.
Y aquí tienes el resultado de la búsqueda.

Para empezar, el hogar de Carmen. No se conocen físicamente, pero se escriben desde hace un par de años en mi Instagram por eso de los libros y los gatos que a las dos les gusta mucho.
Durante este tiempo hemos visto cómo ha ido construyendo su hogar, cómo han crecido sus humanos y sus gatas Kika y Lily, y también Melisa (ahora está en el Cielo de los Gatos, pero la recordamos porque fue la primera que conocimos por aquel entonces)
Carmen tiene no solo buen gusto, sino también unas manos mágicas para hacer, reciclar y restaurar muebles. Te recomiendo que visites su casa gatuna; yo, a veces, quisiera irme a vivir allí porque hay mucha luz y un montón de sitios a los que me podría subir para ver el exterior, además de dos compañeras de juegos.

Gatas de Carmen 

gatos-hogar-decoracion

Gato en WhiteandShabby



La primera revista en la que Etel comenzó a ver hogares con gatos fue Apartment Therapy hace ya un montón de años, cuando empezamos a escribir este blog. Es una revista de decoración muy peculiar: ¡Les encanta publicar casas-hogares con gatos y perros!

Gato en Apartment Therapy


Gato en Wollehchdrei


Gato en  Archzine


Este gatito vive en una casa preciosa y grande, muy grande. Cuando sea mayor, va a tener mucho espacio para dormir y jugar. Te va a gustar entrar y ver virtualmente su hogar.

Gato en Assemble Papers


En este artículo comparten un montón de fotos de hogares en los que viven gatos y perros.

Gatos en Desire to inspire  (pets on furniture)


Bueno, queda por enseñarte uno de mis sitios preferidos de la casa-hogar en la que habito.
Desde que llegué aquí con solo un mes, me apropié de la cama grande. Los dos humanos saben que es mía de día, y también las noches de otoño e invierno. Si no me dejan espacio, ya me encargo yo de empujarles hasta hacer hueco. También son míos el sofá grande y el pequeño, las sillas de la cocina, y algún que otro estante de los armarios, sin olvidarnos que las cuatro cajas que hay repartidas por las habitaciones. Que quede claro que los dueños somos nosotros y que os dejamos vivir aquí porque os queremos y nos cuidáis.


(Cada gato tiene el enlace a su hogar para que disfrutes de ver lo bien que vive)


La vida de los gatos en una casa con humanos suele ser bastante cómoda. Pero no debemos olvidar que hay un montón de compis gatunos que viven en la calle.
Para hacer su vida más llevadera, en todas las ciudades hay asociaciones que cuidan de ellos. En invierno les llevan cajas y mantas para que se resguarden del frío y la lluvia. También les consiguen comida para que no tengan que buscar entre los contenedores de basura. Si se ponen enfermos, los acercan al veterinario, que siempre hay alguno que colabora y, o no cobra, o cobra poco. Y en primavera y verano, estas personas suelen salvar a los pequeñines e intentan que se les adopte. Vamos, que si queremos ayudar, hay muchas formas.
A mi humana le encantaría ir a cuidarlos, pero tiene un problema de alergia con el pelo gatuno y los bichitos que suelen vivir en él y, claro, para mí su salud es lo primero. ¡A ver quién me iba a cuidar mejor que ella! Así que hemos optado por la aportación económica, para que lo utilicen en comprar comida, medicinas, y en los chips de los gatitos que son adoptados.

20/11/17

El gato que ahora sí sonríe

Hay un país precioso lleno de cosas bonitas. Sin embargo, el gato no sonríe jamás. ¿Estará triste? ¿Será así su carácter? ¿No aprecia lo que tiene?
Entonces llega un monstruo hambriento que quiere comerse al gato. El terrible monstruo va comiendo todas las cosas que encuentra a su paso intentando atrapar al gato que se le escapa siempre. Al final, se come al gato y al país entero. Se empieza a reír a carcajada limpia y su arrogancia hace que de su panza salga todo lo que se ha tragado.
Ahora el gato sí que sonríe porque ha aprendido a valorar lo que le rodeaba y que a punto estuvo de perder por culpa de un monstruo.

gato-sonrie

Lo anterior no es el texto del libro. Te lo relato para que sepas de qué va el cuento.
La historia de El gato que sonríe quiere enseñar a los más peques de la casa a valorar las cosas que tienen, la vida, y a sonreír sin que tengan que pasar por una mala experiencia.
Las ilustraciones son muy sencillas y coloridas con mezcla de collage, acuarela y tinta, para llamar la atención de los niños.


El tamaño es grande y con tapas duras.
Título: El gato que sonríe
Autor: Eric Battut
Editorial: Kókinos
2003
Páginas: 24
Traducción: Esther Rubio
Niños hasta 5 años

Template by:

Free Blog Templates